Sistema Hagakure

Nuestro compromiso

Nuestra excelencia profesional se sostiene en la formación continua en el ámbito nacional e internacional, aplicando estos conocimientos como servicio a nuestros clientes y en la formación de coaches. Estamos orgullosos de ser socios estratégicos en Argentina del Sistema Hagakure y ser los pioneros en traer e implementar en nuestro país esta metodología.

Trabajamos junto a Laura Fierro Evans, en dos campos de acción:

-implementamos proyectos en organizaciones de media y gran escala.

-Somos instructores y mentores de la certificación internacional ACTP del Sistema Hagakure en distintos países de Latinoamérica. www.sistemahagakure.com

El Sistema Hagakure es altamente eficaz en organizaciones que deseen impactar en su cultura desde el mejoramiento de las relaciones interpersonales y el alcance de resultados. Laura Fierro E, es autora del Libro Coaching para líderes de Editorial Granica, en donde desarrolla la metodología antes mencionada.

1

Todos tenemos una zona potencial que podemos desarrollar como individuos, y gracias a la interacción con el coach podemos encontrar un nivel de resolución y de conciencia que no seriamos capaces de tener individualmente.

2

A lo largo de nuestro desarrollo, la mente va conformando “modelos mentales” o mapas que nos ayudan a transitar por la vida y encontrar sentido a lo que nos sucede. El sistema Hagakure® de coaching permite explorar los modelos mentales para identificar cuáles posibilitan una transformación o cuáles la limitan.

3

Los seres humanos creamos una idea sobre lo que somos (“yo soy así”). Las características con las que nos describimos se encuentran colocadas en contraste de otras que son sus opuestos. Si alguien se considera “trabajador, que es algo bueno eso contrasta con lo “flojo”, que cree malo y rechaza. En el sistema Hagakure® trabajamos con los polos opuestos y la forma como obstaculizan nuestro aprendizaje.

4

Reconocemos esos polos por las “voces”, impulsos o fuerzas contradictorias que nos generan conflictos internos. “¿Me independizo o sigo siendo empleado?” “¿Digo mi opinión o me callo?” Estas fuerzas son “personajes” de un “equipo interno”. En un proceso de coaching aprendemos a “alinear” al equipo para ser nosotros los líderes, en lugar de que sean ellos quienes se apoderen de nuestro actuar de forma inconsciente.

5

Estas voces conforman un cuadrante del que surgen los cuatro estilos “guerreros”, que son la forma como nos protegemos y hacemos frente a las batallas cotidianas- espartano, vikingo, del desierto y maya.

6

El aprendizaje que se lleva a cabo con el sistema Hagakure® es transformador, pues no cambia meramente nuestras acciones sino que revela nuestro ser a nosotros mismos. Diseñamos nuestra forma de relacionamos, elegimos conscientemente qué tipo de jugador queremos ser en cada juego y con qué equipo interior queremos jugar.

linea

NIVELES DE INMERSIÓN Y TRANSFORMACIÓN

PARA SER CAPAZ DE SUBIR A LA COPA DEL ÁRBOL ES NECESARIO ANTES DESCENDER HASTA LA RAÍZ.

11

Observar dónde se está parado

Es poner atención en la situación actual Identificar el estilo guerrero para poner el foco en los patrones de comportamiento que se han tenido hasta ahora y cómo desde ese guerrero se relaciona con los otros. Al identificar el estilo, el coachee se da cuenta de por qué le molesta lo que le molesta, por qué tiene los conflictos que tiene, cómo se relaciona con otros y se para ante el mundo Observa quién está siendo en el presente.

22

Atreverse a levantar una hoja y reconocer

En esta fase primero el coach reconoce al protector interno que hace las veces de resistencia, gracias a la cual el coachee ha sido exitoso en su adaptación al ambiente. En un segundo momento, el coachee contacta a su personaje principal esa forma de ser con la que más se ha identificado hasta ahora y que lo lleva a relacionarse en algunos contextos de forma efectiva y en otros no. En este primer nivel, el coachee toma conciencia de que asumir ese personaje no necesariamente es la única forma que tiene para relacionarse con el medio ambiente. Este es un primer s para adquirir una visión más amplia de sí mismo.

33

Atreverse a explorar

Una vez que el coachee descubrió que hay otras formas de ser, aquí se da la oportunidad de explorar los distintos personajes que lo conforman y que salen a la superficie de manera incontrolada y automática en situaciones de conflicto. Son estos de los que decimos “¿Cómo pude ser capaz de hacer o decir esto? ¿De dónde salió esta respuesta? ¡Me desconozco!”

44

Atreverse a encontrar la raíz

Encontrar la raíz significa descubrir que se es capaz de aceptarse incondicionalmente con todas sus contradicciones. Es descubrir que en su ser pueden habitar en armonía todos sus polos opuestos.

55

Atreverse a salir de nuevo, dejar la hoja en el lugar que le corresponde

Al salir de nuevo el coachee toma conciencia de todo lo que ha experimentado en el proceso. En este momento comienza a integrar lo que experimentó en la inmersión. Y al salir integra los personajes experimentados, para preparar después la estrategia que lo guiará en su camino de regreso.

66

Ascender a la copa del árbol y tomar decisiones estratégicas

Significa que el coachee se observe de una manera integral. Es el momento clave para hacerse dueño de su vida interior y generar una estrategia para diseñar acciones futuras que le permitan actuar desde su máximo potencial. Es momento de elegir los mejores jugadores de su equipo interno y el mejor de sus juegos posibles.

77

Atreverse a ser y a disfrutar la intensidad de la paz

Es el momento de asumir el mando de su propia vida interior, y poner en práctica la estrategia y el juego que decidió en el paso anterior. Se da cuenta que conoce, disfruta y confía en su equipo interno, a diferencia de cuando era se apoderaban de él los guerreros y protectores interiores de forma inconsciente.

Contáctanos

En este momento, no nos encontramos online. Podés enviar un Email y nos contactaremos con vos a la brevedad.

Start typing and press Enter to search